Aumenta el éxodo de ciudadanos en Rusia, tras convocatoria para reclutar miembros para la guerra.

0
1

Hay sobredemanda en los vuelos, lo que ha generado que muchos no puedan salir del país.

Un gran número de rusos se apresuraron a reservar boletos para salir del país mientras aún podían, el miércoles después de que el presidente ruso, Vladimir Putin, anunciara una movilización parcial de reservistas militares para la guerra en Ucrania.

Los aviones se llenaron rápidamente y los precios de los boletos para las conexiones restantes se dispararon, presuntamente impulsados por el temor de que las fronteras de Rusia pudieran cerrarse pronto o que se de una convocatoria ampliada que podría enviar a muchos hombres rusos a la guerra.

Los boletos para los vuelos Moscú-Belgrado operados por Air Serbia, la única aerolínea europea además de Turkish Airlines que mantiene vuelos a Rusia a pesar del embargo de vuelos por la Unión Europea, se agotaron rápidamente. 

El precio de los vuelos de Moscú a Estambul o Dubái subieron en cuestión de minutos, y siguen en aumento,  alcanzando los 9 mil 119 dólares en tarifa económica de ida.

El decreto de Putin estipula que la cantidad de personas llamadas al servicio activo será determinada por el Ministerio de Defensa. El ministro de Defensa, Sergei Shoigu, dijo en una entrevista televisada que inicialmente se espera que sean 300 mil reservistas con experiencia relevante en combate y servicio, en primera instancia.

Rusia ha visto un marcado éxodo de ciudadanos desde que Putin ordenó a sus tropas invadir Ucrania hace casi siete meses.

La capital de Serbia, Belgrado, se ha convertido en un destino popular para los rusos durante la guerra. Hasta 50 mil rusos han huido a Serbia desde que Rusia invadió Ucrania y muchos abrieron negocios.

Los rusos no necesitan visas para ingresar a Serbia, que es el único país europeo que no se ha sumado a las sanciones occidentales contra Rusia por su agresión a Ucrania.